OBSEQUIOS

Su presencia es nuestro regalo más grande. Debido a que viviremos en Japón, no podremos llevarnos regalos en especie.